Neuromarketing: descubriendo los secretos del consumidor

El neuromarketing, se caracteriza por la aplicación de la neurociencia en la mercadotecnia, analizando los niveles de emoción, memoria y reacción a los estímulos a los que son expuestos los consumidores.

El objetivo es obtener datos de estas respuestas para gestionar de mejor forma los canales de comunicación de la empresa y así optimizar sus resultados.

Esta técnica también ayuda a mejorar las características del producto, para buscar una reacción favorable por parte del cliente y tener mayores posibilidades de venta a través del proceso de decisión del comprador.

Algunas de las mediciones psico-fisiológicas, son la actividad cerebral, ritmo cardíaco y respuesta de resistencia de la piel, que se da a través de las glándulas sudoríparas. Suele incluir el uso directo de imágenes cerebrales, escaneos y otras tecnologías que permiten evaluar la reacción de un sujeto a productos específicos, envases, publicidad u otros elementos de marketing. Como las respuestas medidas por estas técnicas pueden no ser percibidas conscientemente por el individuo, esta información es más reveladora que la recopilada en encuestas o grupos focales en donde la persona podría no responder de forma honesta.

Es conocido que los anuncios en donde aparecen niños pequeños llaman la atención de los consumidores, pero los investigadores descubrieron que cuando el infante mira de frente a la cámara, los espectadores estarán mucho más centrados su cara, en lugar de enfocarse en el contenido del anuncio. Sin embargo, si el niño está dirigiendo su mirada hacia el producto o texto, entonces el espectador se enfocará en el contenido publicitario. Este tipo de información es utilizada por los creadores de las estrategias publicitarias, para lograr maximizar el impacto en la audiencia.

Marcas como Campbell’s y Frito-Lay han usado la neuroimagen para rediseñar las presentaciones de sus productos. En los estudios, a los clientes se les mostró el empaque para analizar sus reacciones. Además, fueron entrevistados extensamente en relación con el color, el texto y las imágenes. El estudio reveló que los participantes tuvieron una respuesta negativa a los empaques brillantes, pero la reacción cambiaba cuando el envoltorio era mate, lo que ayudó a las empresas a ajustar sus artículos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

evento

Finlandia asesorará a la ...

El Gobierno argentino firmó hoy en París un acuerdo de cooperación en materia de educación con ...

evento

….Y LAS TIENDAS FUERON ...

Una vez hubo un mundo donde los consumidores iban disciplinadamente a las tiendas. Mandaban los ...