Big data: casos de éxito

Hay muchas noticias relacionadas con Big Data en los últimos tiempos, pero algunas personas aún no comprenden como este análisis de cantidades inmensas de información pueden agregar valor a nuestras empresas.

A continuación, presentaremos dos casos de uso de Big Data en situaciones reales:

 

La reelección de Obama

Tras su primer mandato, el presidente de los EEUU, Barack Obama, decidió utilizar Big Data para su reelección en 2012. Un centenar de personas trabajaron en el departamento de analítica de la campaña. Por vez primera, los tres equipos más importantes de las campañas electorales: el de campo, el digital y el de comunicación, utilizaron una estrategia unificada con los respectivos datos de cada uno.

Lograron recoger informacion de campo y realizar una retroalimentación muy rápida vía notificaciones email por parte del equipo online. Detectaron los nichos en los que funcionaría mejor la publicidad en TV cruzando datos de los votantes con otros indicadores demográficos, audiencias y precios de publicidad. Esto mejoró el impacto y segmentación.

Con su analítica, el equipo de Obama optimizó la comunicación y mejoró la respuesta del electorado afín a su partido (invitándolos a participar en las elecciones), logrando no malgastar recursos, tiempo y dinero en los votantes que no eran partidarios de su candidato.

 

T-mobile consiguió reducir a la mitad el número de cancelaciones gracias a la aplicación de técnicas sobre Big Data.

La telefónica combinó toda la información que tenían disponible sobre sus clientes y descubrieron que las decisiones de cambio de empresa pueden determinarse a través del análisis de tres factores: facturas, llamadas que se cortan debido a mala cobertura, conversaciones de los clientes: positivas, negativas o neutrales.

Todos estos factores fueron asociados a la influencia o reputación en medios sociales de cada uno de sus clientes, partiendo de la hipótesis de que usuarios con un gran número de seguidores podrían tener un efecto positivo o negativo en otros potenciales consumidores de la marca.

La combinación de todos los aspectos mencionados anteriormente llevó a T-Mobile a calcular para cada cliente un valor monetario individual según las expectativas de negocio y permanencia (Customer Lifetime Value). Esta información era transmitida en tiempo real a los agentes de la compañía para presentar a los clientes ofertas personalizadas de retención.

De esta forma la empresa pasó de casi 100.000 portabilidades en el primer trimestre de 2011 a tan sólo 50.000 en el segundo trimestre, una reducción del 50% gracias a un buen aprovechamiento del Big Data.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

evento

Finlandia asesorará a la ...

El Gobierno argentino firmó hoy en París un acuerdo de cooperación en materia de educación con ...

evento

….Y LAS TIENDAS FUERON ...

Una vez hubo un mundo donde los consumidores iban disciplinadamente a las tiendas. Mandaban los ...